Lasagna De Hongos

¿Eres amante de la lasagna y los hongos? ¡Entonces esta receta es para ti! Descubre cómo preparar una deliciosa lasagna de hongos con suaves capas de pasta, queso fundido y un relleno lleno de sabor. ¡Una opción perfecta para sorprender a tus invitados o disfrutar en familia!

Índice
  1. Ingredientes
  2. Preparación
  3. Tiempo de preparación y cocción
  4. Consejos
  5. Valor nutricional
  6. Variaciones de la receta de Lasagna de Hongos

Ingredientes

Para preparar una deliciosa lasagna de hongos necesitarás los siguientes ingredientes:

      • Placas de lasagna: puedes utilizar lasagna fresca o seca, según tu preferencia.
      • Hongos: elige hongos frescos como champiñones, portobello o shiitake.
      • Cebolla: una cebolla mediana, picada finamente.
      • Ajo: dos dientes de ajo, triturados.
      • Salsa bechamel: puedes hacerla casera o utilizar una preelaborada.
      • Salsa de tomate: elige una salsa de tomate de buena calidad o hazla casera.
      • Queso mozzarella: rallado o en lonchas.
      • Queso parmesano: rallado para espolvorear por encima.
      • Especias: hierbas como albahaca, orégano y tomillo, sal y pimienta al gusto.
      • Aceite de oliva: para cocinar los hongos y la cebolla.

Preparación

La preparación de la lasagna de hongos consiste en los siguientes pasos:

      • Cocinar los hongos: en una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade los hongos picados. Cocina hasta que estén tiernos y dorados. Retíralos y reserva.
      • Preparar la salsa bechamel: si decides hacerla casera, derrite mantequilla en una cacerola a fuego medio. Agrega harina y revuelve hasta obtener una pasta homogénea. Vierte la leche poco a poco, sin dejar de revolver, hasta que la salsa espese. Condimenta con sal, pimienta y las especias que prefieras.
      • Preparar la salsa de tomate: si optas por hacerla casera, cocina cebolla y ajo en una sartén con aceite de oliva. Añade la salsa de tomate y condimenta al gusto. Cocina a fuego lento durante unos minutos.
      • Armar la lasagna: en un molde para horno, coloca una capa de salsa de tomate, seguida de placas de lasagna, hongos, salsa bechamel y queso mozzarella. Repite este proceso hasta agotar los ingredientes, finalizando con una capa de queso parmesano.
      • Cocinar la lasagna: hornea a 180°C durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que esté dorada y burbujeante.
      • Servir: deja reposar la lasagna por unos minutos antes de cortarla en porciones individuales y servirla caliente.

Tiempo de preparación y cocción

El tiempo total de preparación y cocción de la lasagna de hongos es de aproximadamente 1 hora, considerando el tiempo de cocción de los hongos, la preparación de las salsas, el armado de la lasagna y el tiempo de horneado.

Consejos

      • Variedad de hongos: puedes utilizar una variedad de hongos para agregar más sabor y textura a tu lasagna.
      • Condimentos: experimenta con diferentes condimentos como romero, salvia o incluso un toque de vino blanco para realzar el sabor de la lasagna.
      • Capas adicionales: si prefieres una lasagna más abundante, puedes agregar capas de verduras como espinacas, calabacín o berenjena.
      • Reposo: deja reposar la lasagna unos minutos antes de servirla para que los sabores se asienten.

Valor nutricional

La lasagna de hongos es una opción nutritiva, ya que los hongos son bajos en calorías y grasa, y ricos en proteínas, fibra y varios nutrientes esenciales como vitamina D y minerales como el potasio y el selenio. La lasagna también aporta carbohidratos provenientes de las placas de pasta y una cantidad moderada de grasas provenientes del queso. Recuerda que el valor nutricional puede variar según los ingredientes utilizados y las porciones consumidas.

Variaciones de la receta de Lasagna de Hongos

Existen varias formas de variar la receta de lasagna de hongos para adaptarla a tus gustos y preferencias. Algunas ideas incluyen:

      • Lasagna vegetariana: si prefieres una opción vegetariana, puedes omitir la salsa bechamel y utilizar más hongos y verduras en su lugar.
      • Agregar proteínas: si deseas añadir proteínas a la lasagna, puedes incorporar tofu, seitán o incluso pollo o carne picada.
      • Quesos alternativos: si no consumes lácteos, puedes utilizar quesos veganos o alternativas como el queso ricotta de tofu.
      • Gluten-free: si sigues una dieta sin gluten, puedes optar por placas de lasagna sin gluten o sustituir la pasta por láminas de calabacín o berenjena.

Entradas Relacionadas

Subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de Cookies